La patata se convirtió hace mucho en un producto imprescindible y uso diario. Denominado tubérculo harinoso originario de América se presenta como uno de los elementos gastronómicos más importantes para las dietas mediterráneas, tanto como hortaliza como elaboración manipulada, como los chips, por ejemplo. Lo cierto es que la patata cultivada por los incas fue descubierta en Perú por Francisco Pizarro, quien la trajo a España en 1534. La patata así es un producto con mucha historia y muchos años ya en nuestro país.

Y es que a nivel mundial, y según apunta Directo al Paladar, “el consumo medio de patata por habitante y año es de 80 kilos; aunque dependiendo de la zona de la que se hable esta cifra varía, llegando hasta 200 kilos en Bélgica”. Estamos acostumbrados a acompañar cualquier plato con unas patatas fritas, o a echarle patatas cocidas a la ensalada. Son múltiples las opciones que nos ofrecen las patatas a la hora de hacer gastronomía, y además, son posibilidades de calidad.

En este sentido, en Sport K apostamos por los productos caseros, con el fin de que puedas encontrar en nuestra carta elaboraciones que marquen la diferencia, y de los que disfrutes al máximo gracias a su calidad y dedicación. Las patatas, como venimos diciendo, son el producto imprescindible en la hostelería, y además de como acompañantes al plato, la tendencia gastronómica marca que son platos muy buenos como acompañantes a la bebida, al estilo del picoteo.

Ahora las patatas se comen como raciones. Así es como lo indica nuestra carta, que cuenta con tres especialidades de patatas caseras:

  • Patatas fritas
  • Patatas a la brava “picantes”
  • Patatas con salsa ali-oli
  • Patatas con salsa de quesos y virutas de bacon

 ¡Ponte a la moda en Sport K!